Primeros pasos.

Tener presencia en Internet es, a día de hoy, irrenunciable. Si no estás en Internet, no existes, o eso dicen los supuestos “expertos”, que cada día abundan más, desgraciadamente.

Y aquí estoy, para dejar mi granito de arena y poder aportar aunque sea el 0.5% de todo lo que he aprendido de la red.

Estáis en vuestra casa.

Quiero agradecer a @dacmail su conocimiento y ayuda por hacer que esta web esté viva. Y a Marina, con quien comparto mi vida, su infinita paciencia.